Tribulaciones de mis insomnios al amanecer

Sentí que había regresado a la vida a pesar que a alrededor todo estaba oscuro, mis ojos y mis oídos estaban atentos a ese entorno parte de mi existencia pero cada novedoso; empezaron mis devaneos por el pasado y mis tribulaciones del insomnio.

Esta vez y a diferencia de otras, el rugido del mar lo siento cerca, por el resto es silencio.
Por mi memoria empiezan a desfilar las cientos, quizás miles, escenas de mi vidas pasadas, de aquellas en disfruté, me amargué, que pasaron inadvertidas hasta ese momento, de esas que no volverán, las que extraño.

Intento dormir nuevamente, cada realidad mental es un golpe para los sentimientos, no puedo combatir contra ellas, no hay manera que mi racionalidad las controle… busco desesperadamente abandonar esa realidad.

El aire salino que entra por la ventana se funde con el monótono ruido de las olas, pero se convierten también en escenario de vivencias, de esa playa que en las noches y en los atardeceres me acunaron en ilusiones hoy perdidas; son más golpes de mi memoria despierta en esta madrugada. En casi todas.

Respiro la soledad de la cama vacía, como tantas veces, como tantos años, por tantos descuidos y un día nunca fue así… ahora en esta ausencia de sueños queda el frío antes del amanecer tropical de este lugar al que llegué para escapar.

Mi mente sabe que en esta oscuridad mis ojos están mirando el techo, mi cuerpo reacciona y se gira a la derecha con la leve esperanza que las tribulaciones que me aquejan se disipen: inútil.

La suavidad de la almohada contrarresta en algo el dolor de cada sensación perdida, una a una se agolpan y hacen peso para que mi cabeza se hunda más y más, como queriendo contrarrestar el flujo de recuerdos dispersos, sin marcar tiempos. Doy una vuelta hacia el otro lado de la cama… se vienen conmigo y toman fuerza.

Inservible todo esfuerzo para regresar a la calma.

¿Cómo pude pensar que al despertar estaba regresando a la vida?

De seguro las tribulaciones de mis insomnios al amanecer son luces que muestran mi nuevo camino, una nueva decisión a otro tipo de despertares.


Comentarios

Entradas populares de este blog

El único sí fue el último